Naranja

Lonja de la Seda en Valencia
Ruta de la Seda
La Ruta de la Seda en la Comunitat Valenciana

Descubre

Gastronomía

Naranja

Comunitat Valenciana

La “Ruta de la Seda” hace referencia a una red de rutas comerciales que se vinculan con la comercialización de seda de la China. Aunque la seda se considera la mercancía más importante de la ruta, fueron muchas las mercancías que se intercambiaron en ella.

En la Comunidad Valenciana algunos productos gastronómicos llegaron por esta ruta: el arroz, la naranja y la chufa. Estos productos fueron introducidos en Valencia por mercaderes árabes vinculados a la Ruta de la Seda. Sin embargo, el origen de estos alimentos se encuentra en China desde donde se extendió.

Una vez introducidas las naranjas en España son los árabes los que la implantan, primero en Andalucía y, extendiéndose a Murcia y Valencia. En la Comunidad Valenciana existen datos que muestran que el cultivo de naranjas existe desde el siglo XII y a partir del siglo XVIII se empieza a hablar del cultivo regular del naranjo en los huertos.

Cabe señalar que el paisaje de la huerta valenciana es dinámico y uno de sus grandes cambios fue la conversión de huertos de cultivo de moreras para cubrir la alimentación de los gusanos de seda a huertos de naranjos. En parte este cambio fue derivado de la crisis de la sericultura valenciana en el siglo XIX. Esta conversión de la morera al naranjo se realizó conservando y basándose en numerosos elementos que se habían desarrollado en relación al cultivo de las moreras como las casas y su estructura, ciertos árboles ornamentales y el sistema de regadío. Éste último es especialmente relevante en la medida en que las acequias hicieron posible que las tierras de secano se convirtieran en tierras de regadío y gracias a ello los huertos de moreras se multiplicaron por todo el paisaje, dando lugar a un sistema económico basado en la sericicultura. Con este cultivo intensivo de moreras comenzaron a surgir los huertos históricos, que han pervivido hasta nuestros días. Posteriormente, tras la crisis de la seda, estos morerales se convirtieron en huertos de cítricos, aprovechándose igualmente de acequias y ramales. Este sería el caso de, la Real Acequia de Carcaixent, cuya construcción está muy ligada al cultivo de moreras al mismo tiempo que es el primer lugar del que contamos un registro escrito de un huerto de naranjos.

Además este producto gastronómico ha sido museificado en el Museu de la Taronja en Burriana que por el momento permanece cerrado al público.